Copa Sudamericana

18 de Diciembre de 2020 12:52

Carlos Lugo: "Con Cienciano cumplimos el sueño que todo futbolista tiene"

Carlos Lugo:

Este 19 de diciembre se cumplen 17 años de la consagración de Cienciano en la Copa Sudamericana 2003. En ese contexto, GOLPERU conversó acerca de este importante logro con Carlos Lugo, exjugador del cuadro cusqueño en esa inolvidable campaña.

Inicialmente , el paraguayo habló sobre lo difícil que fue el camino en el torneo que inició antes de la fase de grupos del campeonato.
Lo primero era entrar en la llave de la Copa Sudamericana, porque estábamos en la fase previa ante Alianza Lima y luego Sporting Cristal, creo que ahí empezamos el sueño que todo futbolista tiene de llegar a una final internacional”.

TAMBIÉN LEE ▶️ Liga1 Movistar: Deportivo Municipal y el gran proyecto que están armando para 2021

Lugo también se refirió al hecho de que la definición del torneo no se jugó en la ciudad imperial, sino en Arequipa. “Yo pienso que influyó mucho la gente de River Plate porque un año antes perdieron la Copa Libertadores y lo único que tenían era salir campeón de la Sudamericana, y yo creo que jugaron todas sus cartas para poder sacarnos de Cusco”.

El central también aprovechó para comentar una anécdota peculiar que tuvo con el delantero argentino, Maximiliano López, durante el compromiso.

Con Maxi nos fuimos de boca varias veces. El me insultaba y yo lo insultaba en guaraní, y es donde yo más lo hacía renegar. Él me mandaba junto a mi mamá, pero yo en guaraní, también lo mandaba junto a su mamá, pero no me entendía”.

ADEMÁS ▶️ Robert Ardiles: “Fue magnífico ganar la Fase 2, entramos en la historia de Ayacucho FC” (VIDEO)

Finalmente, el defensor también habló sobre el gol que convirtió de tiro libre, con el cual Cienciano, de la mano del recordado Freddy Ternero, logró el ansiado título del certamen sudamericano: “Como siempre digo, mi compadre el ‘Cholo’ Ccahuantico se me acercó y me dijo que acierte al arco, porque si acertaba al arco iba a ser gol”, manifestó el paraguayo quien también añadió: “En ese momento yo pensé patear por encima de la barrera, pero como eran altos traté de tirarlo por el costado y gracias a Dios se abrió. Dios abrió a Maxi y a Coudet y el balón fue adentro. Cuando dio el bote para poder ingresar, yo creo que ahí empecé a correr para festejar”.