Champions League

25 de Mayo de 2020 11:31

La crónica de un partido inolvidable en Champions League: la hazaña del Liverpool ante el Milan

La crónica de un partido inolvidable en Champions League: la hazaña del Liverpool ante el Milan

Un día como hoy hace 15 años,  Liverpool lograba ganar su quinta liga de campeones tras vencer al Milan en un histórico partido. Esta final, es conocida como el “Milagro de Estambul”, ya que el conjunto red pudo remontar un 0 -3 en contra para alargar la definición hasta la tanda de los penales

Las cosas empezaron muy mal para el Liverpool, que recibió el primer gol apenas a los 15 segundos, obra de Paolo Maldini. El argentino Hernán Crespo, con un par de tantos, al minuto 39 y al 44, parecía dejar las cosas sentenciadas con un 3 -0 en favor del conjunto rossonero. Así se fueron al descanso

Los dirigidos por Rafael Benítez, salieron con otra mentalidad al segundo tiempo. Desde el portero Jerzy Dudek, que se convirtió en una auténtica muralla para evitar más anotaciones en contra, hasta Steven Gerard, máximo referente del equipo, que no se cansó de intentar los goles para alcanzar el empate.

Una luz de esperanza surgió cuando el emblemático capitán acortó distancia al minuto 54 con un cabezazo y poco tiempo después, el checo Vladimir Smicer, que en la segunda mitad, ponía el 3-2 para mantener el sueño vivo con un disparo que fue rasguñado por el arquero brasileño Dida.

A los 15 minutos, el mundo se paralizó  cuando  se marcó penal a favor de los ‘Reds’.    Dida alcanzó a tapar el disparo de Xabi, pero la pelota quedó viva y el español llegó con decisión para marcar el 3-3.

El partido continuó su curso, y se tuvo  que ir a tiempo extra para seguir peleando por la ansiada orejona. La igualdad no se movería más, por lo que el ganador debía decidirse desde los 12 pasos.

La definición empezó de manera dramática con Serginho y Andrea Pirlo fallando para el conjunto italiano. En el lado rojo Dietmar Hamann y Djibril Cissé no tuvieron problema para anotar y ponerse al frente 2-0.

Los penales dieron un giro sorpresivo cuando Jon Dahl Tomasson convirtió y John Arne Riise falló, esta vez, Dida logró desviar el intento y los ingleses ganaban 2-1.La tanda continuó y cada equipo cumplió con su tarea de anotar.

Ya con el marcador 3-2, Andriy Shevchenko estaba obligado a anotar para mantener a su equipo en la contienda. Pateó al centro del arco y Dudek le impidió el gol  y les daba el título a los ingleses.

Así nació el “Milagro de Estambul” que recuerda la hazaña del Liverpool que, pese a la adversidad, nunca bajó los brazos  y alcanzaba, así la quinta orejona de su historia.